sample image

Caben destacar las fotos con rastas del equipo comandado por Carlos Torquemada, Alex Rabadán y Guillermo Álvarez, que gracias a Diego Gil-K lograron encontrar al torero escondido a 64 pasos vista de la plaza donde se situaba la prueba final. Sin olvidar las instantáneas del «trío calavera» Jaime, Nacho y Alex, que fueron los más rápidos y compenetrados durante todo el desarrollo de la ginkana.
Un fuerte aplauso, felicidades a todos por parte del comité organizador, y prepárense todos para la próxima… porque el listón está muy alto y el equipo con muchas ganas.