UNA SUPERCOPA IRREPETIBLE

Era un 2 de septiembre cuando cuatro valientes se encaminaron hacia su destino: Torreciudad. Allí se encontrarían con el último...
UNA SUPERCOPA IRREPETIBLE

Era un 2 de septiembre cuando cuatro valientes se encaminaron hacia su destino: Torreciudad. Allí se encontrarían con el último campeonato de fútbol interclubes antes del inicio del nuevo curso: la Supercopa. 
En su cabeza tenían en mente un solo objetivo: no volver con las manos vacías. Esta es la historia de cómo lo consiguieron. 
Fernando D., Jaime A., Gonzalo D. e Ignacio B. – a partir de ahora Fer, Arvi, Gon e Ina – fueron los cuatro elegidos para representar al Jara en la Supercopa. Por su gran calidad, no les dejaron hacer un equipo propio, por lo que tuvieron que incorporarse a las filas del Club Montañero de Estudiantes (CME). Desde el principio se vio la buena sintonía que había entre esos granaínos y los del Jara. Fer pudo jugar en el primer equipo, mientras que el resto lucharon en el segundo. 
La Supercopa tiene una estructura muy sencilla: partidos por la mañana y planes varios por la tarde, donde sobre todo nuestros chicos del Jara pudieron aprovechar la cercanía del Santuario de Torreciudad para poner a los pies de la Virgen todos los frutos del curso que viene.
Pasemos ahora al plano futbolístico.
El primer equipo de CME tuvo la clasificación a la eliminatoria relativamente fácil: ya desde el principio se planteó como favorita, junto con el primer equipo de Collvert. Y así fue: los dos llegaron a la final. Fer jugó en todos los partidos, incluso consiguió marcar algún que otro gol con el primer equipo.  La final fue muy intensa, marcada por la lluvia y un campo muy rápido. El resultado final fue un 3-0 para Collvert. 
El segundo equipo no lo tuvo tan fácil: Ina jugó de central en el equipo, sacando la defensa adelante y despejando balones con fuerza. Jaime estuvo alternando entre el medio y la portería, moviendo la bola y haciendo grandes palomitas. Gon jugó arriba primero y después de extremo, luchando cada balón. Aunque hicieron un gran campeonato, no pudieron clasificarse para la fase eliminatoria, y pasaron directamente a la final del Torneo B. Ese partido fue espectacular: con dos goles de Fer de auténtico killer y un golazo de falta directa de Gon desde la frontal del área, nos hicimos con el trofeo: CME 2 se proclamó campeón del Trofeo B. 
Pero como ya hemos dicho antes, no todo era fútbol en esta convivencia. Se podría decir que los del Jara se juntaron con todos los demás clubes. Hicieron varios planes con Mizar, como comida en la piscina, barbacoa, unos lobos, meditación en el Santuario de Torreciudad, cena americana…; con Codec se fueron a dar un bañito con saltos…; con CME, por supuesto, estuvieron en alguna tertulia donde recordaron los mejores momentos de la convivencia y pasaron grandes ratos antes de uno de los puntos más esperados del día: el Fuera de Juego – un video en el que se mostraban las mejores jugadas, comentarios y entrevistas de la jornada. 
En definitiva: si uno de los objetivos era no venir con las manos vacías, lo consiguieron. Por un lado Gon recibió una mención por ser el Jugador Revelación del Campeonato. Y por otro, los granaínos decidieron darles la copa del Trofeo B, en un gesto de absoluta confianza que será difícil de olvidar. Felicidades a los cuatro del Jara y a todo CME.
{phocagallery view=category|categoryid=148|limitstart=0|limitcount=0}

Contestar

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.