RETOS EN VALENCIA, VERSIÓN 2.0

Un viaje lleno de retos. Así puede definirse la convivencia de los de 1º de la ESO en Puzol (Valencia)....
RETOS EN VALENCIA, VERSIÓN 2.0

Un viaje lleno de retos. Así puede definirse la convivencia de los de 1º de la ESO en Puzol (Valencia). Guiados por Galix y David C., llegamos a Puzol de madrugada y cansados de un fatigoso viaje. Pero esto no impidió que antes de acostarnos nos diésemos un paseo por la playa situada justo delante de la pequeña casitas de pescadores en la que estábamos. Un paseo que nos cargó las pilas para empezar con ganas el día siguiente.

Por la mañana, después de los primeros remojones, tuvimos una agradable sorpesa: Jesús de la Llave, quien nos había conseguido la casa, apareció de repente y nos llevó a pasear por el Mediterráneo con su velero. Pero no sería el único viaje: al día siguiente, por la tarde, nos llevó en una lancha motorizada. De hecho, todos se atrevieron a conducirla durante unos minutos. Queda grabado en la memoria el recuerdo de Nacho I. dando vueltas sin sentido o el “remazo” de David al capitán de la Llave.

Y para los más futboleros, como Juan T., también montamos un triangular de fútbol 7 con un club de Valencia (Dardo) y Neveros. Los partidos destacaron por la alegría con la que se jugaron y el golazo de “killer” del área de Juan T. (lástima que fuese en su propia portería). Y mientras se jugaban los partidos, David C. e Íñigo A. andaban en la banda grabando las mejores jugadas y dando aliento al equipo cuando más lo necesitaban.

Pero si habría que destacar algo del plan, dos cosas sobre todo. En primer lugar, la paella que Jesús de la Llave nos preparó, “la auténtica valenciana”, según él. Y en segundo lugar, la última noche, la versión 2.0 de los retos. Capitaneados por Javier O., todos hicimos una serie de desafíos que quedarán en los anales de la historia del Jara. Jugamos un partido de rugby en la playa donde destacaron los goles de Nacho y los placajes de Javier a Juan, hicimos una guerra de mandarinas y construimos una torre de arena de la altura de Pepo (2,06m) gracias a las técnicas “arvillescas”.

Sin duda alguna, todo un planazo en el que todos se quedaron con las ganas de estar más días y sobre todo de repetir la noche de los retos. Próximamente, habrá versión 3.0.

{phocagallery view=category|categoryid=158|limitstart=0|limitcount=0}

Contestar

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.