Guerra sin cuartel

Masas y masas de socios del Jara se reunieron el sábado con un único objetivo: empaparse de agua hasta la...
Guerra sin cuartel

Masas y masas de socios del Jara se reunieron el sábado con un único objetivo: empaparse de agua hasta la coronilla.

Dos ejércitos. Dos fortalezas. Una batalla. Cada equipo tenía que mojar la bandera del enemigo. Mientras tanto, claro, pues se dedicaban a calarse de lo lindo. Preparando la munición se descubrieron auténticos talentos. Jorge Ruiz es una máquina de llenar globos y Josemaría Sotomayor los ata como nadie. Por parte de los de Sexto y Primero, el gran Galis descubrió enseguida que se puede mojar a alguien de muchísimas formas y sus hombres lo aprendieron sin problemas (Miguel Bernedo caló a más de uno con un casco y Jaime Cánovas con un bidón de bici). Además de proteger su bandera, los ejércitos debían atacar a los generales contrarios. Los de Cuarto y Quinto eran Suso del Amo y Rodrigo Fernández. Obviamente, no acabaron muy secos. Al final, una buena recogida del patio y un rato secándose después del gran combate.


 

Noticias relacionadas

Contestar

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.