FIESTA DEL ESCALÓN

Uno de los días más esperados del año, por fin llegó. Y es que este sábado se celebró la mítica...
FIESTA DEL ESCALÓN

Uno de los días más esperados del año, por fin llegó. Y es que este sábado se celebró la mítica e inigualable Fiesta del Escalón. Preceptores nerviosos, padres emocionados y sobretodo chavales con ganas de pasárselo bien es lo que reunió a 22 candidatos de 4º de Primaria dispuestos a subir el escalón y ser parte del Jara Club. Además, hay que tener en cuenta que se trata de la primera promoción de Menéndez Pidal, la nueva sede del Jara Club. Como siempre, las galas hacían honores a la fiesta: chaqueta, corbata, gomina y por supuesto, zapatillas!

Todo empezó sobre las 18h. Después de unas fotos de rigor para inmortalizar el momento, los candidatos se dispusieron a realizar el examen del escalón. Como es sabido este examen consta de una primera y única convocatoria, por lo que los nervios se palpaban. El preceptor como siempre empezó dando los avisos de rigor de un examen: “Acordaros de poner el nombre, por supuesto no se puede consultar con el vecino y cualquier pregunta, levantad la mano. Podéis empezar cuando queráis”. Fue dar la vuelta al examen y diluir toda la tensión con auténticos caretos que gritaban: “¿Pero que me están preguntando?” Por motivos de seguridad no nos está permitido escribir las preguntas del examen, ya que podría dar lugar a una red pirata que vendiese las preguntas en futuras convocatorias, pero las caras de los candidatos lo decían todo. Por ejemplo, Lucas Molero al dar la vuelta a su examen puso la misma cara que pondría cualquier abuela si su nieto le preguntase si para unos buenos macarrones con tomate necesitarían el azúcar. En cambio, Iñigo Muñoz no tardó ni un segundo. Le dio la vuelta y se puso manos a la obra. Terminó el primero con diferencia. Otros cómo Alfonso Fernández se pensaban mucho las preguntas cómo si cada una tuviese trampa. En las respuestas al examen se vieron talentos con recursos como Pedro Latasa, Luis Paredes o Alejandro Pérez.   

Después de coger fuerzas con una buena merienda, empezaron las pruebas: el pañumball, banquetas, Kaos y el clásico en el patio: el fútbol. Cabe destacar a Rodrigo Martínez y a Álvaro Hernández Pacheco, que no tuvieron rival en el pañumball, a Lucas Molero y a Luis Paredes, que pasaron por las banquetas como nadie, a Quino de Mier y a Pablo García de Vicente, que aunque no ganó, quedó cuarto con una sola mano, y por supuesto, al árbitro que impartió justicia futbolística allá por donde se movía.               

Este año los de cuarto vienen pisando fuerte y es que parece que es un nivel con tirón. No estaría mal quedarse con sus nombres, porque van a dar mucho de qué hablar: Alejandro Pérez, Lucas Molero, David Gratacós, Luis Paredes, Gonzalo Calvar, Gonzalo Caruncho, Manuel Cantón, Álvaro Pérez, Alfonso Fernández, Pablo de la Iglesia, Quino de Mier, Pedro Latasa, Álvaro Hernández Pacheco, Pablo García de Vicente, Jesús Terreros, Juan Aycart, Rodrigo Martínez Calleja, Manuel de Rodrigo, Fernando Halcón, Pablo Otero, Iñigo Muñoz e Ignacio Rezola.

{phocagallery view=category|categoryid=119|limitstart=0|limitcount=0}

Contestar

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.