EXCELENTE ES POCO

Estaban seguros de que el Excellence sería fabuloso, pero se llevaron una sorpresa: fabuloso era un calificativo demasiado poco expresivo...
EXCELENTE ES POCO

Estaban seguros de que el Excellence sería fabuloso, pero se llevaron una sorpresa: fabuloso era un calificativo demasiado poco expresivo para calificar una convivencia de estas características. Molinoviejo ha sido el centro de operaciones de uno de los grupos más selectos del Jara Club: el de los más mayores. Allí, del 10 al 25 de julio han estado haciendo casi de todo, preparándose con tiempo para entrar en la Universidad con conocimiento de causa.

Entre los 80 asistentes, un elevado porcentaje procedían del Jara y dejaron el listón muy alto: Nacho Marín, Miguel de Wouters, Luis Wesolowski, Gonzalo Sotomayor, Enrique Gil-Casares, Miguel Bernedo, Álvaro González, José Luis Montalvo (socio del Sherpas -club de El Salvador- adoptado un verano más por el Jara), Manuel Bruno, Eduardo Fernández, Jaime Otero y Álvaro Sánchez.

Después de dos semanas, todos los participantes en este micro campus preuniversitario que abre las puertas al mundo, han llegado a casa pletóricos. En 15 días les ha dado tiempo a mil cosas interesantes: han participado en encuentros con Benigno Blanco, presidente del Foro Español de la Familia o con Luis Magán, editor gráfico de El País; han mantenido tertulias con Álvaro Matud, experto en comunicación; con Diego Poole, el payaso preferido del Beato Juan Pablo II, y con Luisma Martínez, autoridad en student branding y en hacer disfrutar al público con una intensidad inusitada.

En 15 días han visitado el Senado y han sido recibidos por el Presidente de la Cámara Alta; han participado en un encuentro en el IESE, han visitado las redacciones de El Mundo y Marca, han sido atendidos en la sede de Disney España, en Iberdrola, en Sener, en Torre Espacio, en McCann…

En 15 días han podido disfrutar con las joyas más destacadas del Museo del Prado o del Alcázar de Segovia. Han aprendido a trabajar en equipo y a montar una empresa con su business plan en el Business Game. Han participado en un concierto de Miguel Dantart. Han aprendido a descubrir la belleza de la fotografía como arte con Javier Berguizas, y han puesto en práctica la teoría en el Primer Concurso de Fotografía Digital FotoExcellence.

En 15 días han hecho deporte. Mucho deporte. Fútbol once. Fútbol siete. Pádel. Tenis. Baloncesto. Voleybol. Piscina. Y han estado surcando las copas de los árboles en De Pino a Pino (Navacerrada), y han batallado con campeones en una jornada intensa de paintball.

En 15 días han hecho amigos nuevos. Muchos. Han disfrutado de los encantos de Molinoviejo. Han rezado. Han hecho rezar. Se han reído mucho. Han perdido el miedo al ridículo. Han aprendido a debatir. Han hecho miles de preguntas.

{phocagallery view=category|categoryid=142|limitstart=0|limitcount=0}

Contestar

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.